Aylloncillo

Aylloncillo

martes, 18 de octubre de 2016

Superpoblación


Turistas en Aylloncillo. Año 1978 o 1979. Primavera. Un par o tres de autóctonos, sorianos y navarros. "Chispas" viva. Estudiantes de medicina en el Colegio Universitario de Soria, salvo Javi y "Chispas". 
Cosas que han cambiado: 
La pradera sin dividir. La torre de la iglesia todavía inclinada, aunque no se aprecie en la fotografía. Y la casa vieja, aquella en la que nací, sin reformar, con el corral de paredes altas, la vieja puerta de madera en su entrada, y lo que llamábamos zagurda, que sería zahúrda, bien escrito, con el techo de tejas, a la izquierda de la entrada del corral.
Las dos casas separadas por una pared vertical más o menos centrada y las diminutas ventanas del somero.
El viejo gallinero de Amado, contiguo a la casona, sin las obras de Paco.
En esencia... los mismos... a bastantes kilómetros de distancia... separados... y... lo mismo... treinta y siete años años antes... o después... las casas... más nuevas y... nosotros... más viejos...